Bienvenid@ Invitado a Shinobi Dream, has publicado 0 mensajes, desde el dia que te registraste el .
...

Hoy en dia hay actualmente 49 usuarios, que han publicado 766 mensajes, en 201 argumentos.
Nuestro ultimo registrado es Kahoshi.

Epic Rol: Shinobi Dream fue creado el Sáb Jun 18, 2011 7:10 pm, es decir, lleva exactamente 2351 días de vida.
...

Actualmente el foro no tiene ningun evento planeado, aqui serán colocados los eventos tales como Sagas, Tramas y Actualizaciones que el foro vaya a anunciar, crear y tener.
Últimos temas
» Hyûga Kahoshi
Sáb Ago 06, 2011 1:48 pm por Masamune

» Buscando a Kanda
Sáb Ago 06, 2011 9:51 am por Fukukiri

» Dando un paseo
Sáb Ago 06, 2011 12:17 am por Kikujo

» Ficha de Noctis Nightray [Ninja de la Hoja]
Miér Ago 03, 2011 3:58 pm por Mikku

» Misión: Escoltar al mercader hasta Konoha
Miér Ago 03, 2011 10:50 am por Fukukiri

» Técnicas de Akikaze Fukukiri
Lun Ago 01, 2011 12:52 pm por Narrador

» Amanecer Del Jutsu
Dom Jul 31, 2011 7:07 pm por Masamune

» Mi ficha! Tobi
Miér Jul 27, 2011 9:43 pm por Mikku

» [Duda]Organización Criminal
Mar Jul 26, 2011 3:07 pm por Mikku

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 18 el Dom Jul 22, 2012 8:45 pm.
Afiliados
Endless eclipse

Akikaze Fukukiri

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Akikaze Fukukiri

Mensaje por Fukukiri el Mar Jun 28, 2011 12:59 pm

  • Nombre: Akikaze Fukukiri
  • Raza: Humano
  • Sexo: Masculino
  • Edad: 14
  • Aldea: Aldea oculta de la Arena
  • Cargo: Gennin
  • Descripción física:
    Fukukiri es un chico de estatura media para su edad (1.63) y de complexión ágil (peso de 52 Kg). tiene el pelo de color negro, en media melena, sujetado por la bandana shinobi, dejando caer un par de mechones de su flequillo abiertos hacia los lados. Sus ojos son rasgados y marrones, que, unidos a sus cejas finas y poco arqueadas, le dan una mirada bastante agresiva, incluso cuando no quiere mostrarla. Tiene la nariz pequeña, proporcionada con el resto de su rostro, al igual que la boca.
    Suele vestir ropa ligera, siendo un tanto asimétrico. El torso lo lleva cubierto por una camiseta de un tono gris claro, poseyendo sólo una manga en el lado izquierdo que cubre por completo dicho brazo. En torno a ella, lleva un par de cintas amarradas, donde acostumbra a portar algunas armas de carácter ligero y poco voluminosas, con la intención de mantenerlas siempre a mano. Su pantalón azul verdoso muestra una configuración parecida, siendo esta vez la pierna derecha la que se encuentra totalmente cubierta por él, mientras que la izquierda sólo cubre hasta un poco por encima de la rodilla. El resto va vendada para un mejor funcionamiento muscular. al igual que la manga izquierda, su pantalón también está ceñido por un par de correas, que sujetan una cartuchera para guardar algún arma de un tamaño algo mayor. Lleva un cinturón hecho a base de cordeles, del que cuelga una vaina en la que porta un pequeño ninjaken. Sus pies calzan los típicos tabis que utilizan los ninjas y su cuello está protegido del frío por un pañuelo azul oscuro.

  • Descripción psicológica:
    Fukukiri es descendiente de una noble familia de la Aldea oculta de la Arena. Como tal, muestra una educación exquisita en los actos sociales y ha recibido una buena cultura. No obstante, el hecho de sentirse superior a los demás, es trasladado al campo de batalla, donde suele ser muy orgulloso (esto en cualquier faceta de la vida), negándose a aceptar su derrota, y habitualmente subestima a sus contrincantes, creyéndose mejor que todos ellos (al menos hasta que le demuestran lo contrario). No siente piedad por ninguno de sus enemigos, ya que piensa que la vida del shinobi se reduce a matar o morir.
    A pesar de todo, muestra una gran astucia, siendo bastante bueno improvisando en combate e inventando excusas. Aún siendo orgulloso como es, tiene un carácter desenfadado, por lo que no es raro verle bromear, aunque casi siempre sea a costa de burlarse de otros.

  • Habilidades:
    Tipo de chakra: Viento
    Fukukiri es un shinobi a la antigua usanza; combina un buen dominio del taijutsu, utilizando armas como apoyo, de rango de ataque medio o corto, con algunos ninjutsus. Su especialidad es el ataque relámpago, es decir, pillar al enemigo desprevenido y bombardearle con ataques sin cesar hasta que caiga descuartizado. Su mayor ventaja consiste en la complexión ágil que posee, pudiendo desplazarse y lanzar golpes más rápido que la mayoría de enemigos que poseen un nivel parecido al suyo.

    Técnicas:

    Henge no jutsu
    Bunshin no jutsu
    Kawarimi no jutsu
    Fûton: Renkûdan
    Ninpô: Kamaitachi
    Kuchiyose: Tobidogu
    Tobidasu no jutsu

  • Historia:
    Fukukiri nació en el seno de una de las más reputadas y antiguas familias de la Aldea oculta de la arena. Sus padres, miembros de la aristocracia y la burguesía de la villa, educaron al chico desde muy joven en las relaciones sociales. Así mismo, le fue impartida también una enseñanza general, de forma que, cuando alcanzó los 8 años y ya era algo más maduro, poseía una cultura media y unas formas bien vistas entre su círculo social.
    No obstante, a pesar de que la familia Akikaze estuviera formada por gente adinerada y nobles de la baja jerarquía, también había habido muchos entre ellos que habían optado por servir a la aldea, convirtiéndose en shinobi y expandiendo la influencia del clan de esa manera. No tenían ninguna técnica especial, como otras familias, pero eran soldados altamente disciplinados y aptos para infiltrarse en cualquier sociedad, debido a la cultura y artes sociales de que disponían. Así, cuando alcanzó la edad de 9 años, fue cuestionado acerca de qué camino quería seguir y apenas dudó en escoger este segundo, más peligroso y difícil, pero también mucho más interesante.
    En ese mismo año, fue apuntado a la academia ninja de la aldea, donde estuvo hasta cumplir los 12. Allí fue tratado como uno más y, a pesar de su estatus social, no faltaban los gamberros que intentaban aprovecharse de él, pegándole y quitándole a veces el dinero que llevara encima. Rápidamente, comprendió que en el mundo shinobi imperaba la ley del más fuerte y que su condición no iba a excluirle de ella. Se entrenó duramente en las artes del ninjutsu y taijutsu, hasta que, tiempo después, tuvo la fuerza y la determinación necesarias para defenderse, apoyadas en su fuerte y marcado carácter.
    Poco a poco, se hizo respetar por méritos propios, tanto por alumnos como por los profesores que los adiestraban. Finalmente, al concluir su etapa de aprendizaje primario, se había convertido en un gennin especialista en el uso de armas de entre los de su promoción. A partir de ese momento, se puso a las órdenes de su nuevo sensei, quien le veía como un niño mal criado que no sabía trabajar en equipo con sus compañeros. Poco a poco, a base de severa disciplina y varios contratiempos, fue perfeccionando esa faceta, dándose cuenta de que en el mundo shinobi tenías que confiar en los demás y apoyarte en ellos para sobrevivir. Del mismo modo, los demás confiaban en él y no podía defraudarles; aquello era demasiado deshonroso como para que su orgullo lo soportara.
    Todo fue bien hasta la última misión en la que participó; aquel fatídico día, andaban tras la pista de un grupo de delincuentes que se refugiaba en los bosques que había entre las fronteras del País del Fuego y el del Viento. No sabían mucho de ellos, salvo que arrasaban todos los pueblos por los que pasaban, torturando y violando a las mujeres antes de no dejar ni un sólo testigo con vida. Tras un par de meses de pesquisas, habían localizado la zona donde se escondían y avanzaban entre los árboles a toda velocidad, directos a su escondrijo. Al parecer, un soplón les había traicionado, revelando su paradero y, gracias a eso, poniendo fin en breve a sus actividades.
    Llegaron al lugar indicado, un claro en medio del bosque, al lado de un arroyo, en el que había una casa algo destartalada, de un tamaño suficiente como para servir de refugio a un grupo pequeño. Todo parecía muy tranquilo, por lo que no debía haber nadie en ese momento por allí; tal vez se encontraran saqueando alguna otra aldea, pero pronto les darían caza, sorprendiéndolos allí mismo. El sensei y Kaori, su compañera, se dirigieron hacia la casa, para indagar acerca de lo que habría dentro, pudiendo encontrar los botines que habían obtenido durante aquel tiempo. Fukukiri y el otro gennin se quedaron fuera, vigilando por si volvían, preparados para repartir golpes a diestro y siniestro. Pero, justo cuando la chica abrió la puerta de la cabaña, se produjo una fuerte explosión en ella, lanzando pedazos de madera en todas direcciones, como auténticos misiles. El sensei, rápido de reflejos, había conseguido saltar atrás justo antes de la detonación, pero su cuerpo había resultado bastante herido también. La pobre Kaori había sido borrada literalmente del mapa, quedando tan sólo algunos pedazos de carne calcinada dispersos por la zona.
    Los otros dos gennin se quedaron contemplando la escena, atónitos y sin saber cómo reaccionar. Parecían haberles tendido una trampa, seguramente preparada por el propio informador. Fukukiri apretaba las manos con fuerza, lleno de furia, cuando, de pronto, escuchó el grito de su compañero a un par de metros. Giró la cabeza hacia él y vio cómo una flecha se había hundido en su espalda, produciéndole una buena hemorragia. Él intentó resistir el dolor, alargando la mano para arrancarse el proyectil, pero una nueva saeta terminó por abatirlo, quedando tendido en el suelo. Casi como un acto reflejo, saltó a un lado, esquivando de puro milagro una tercera que había tenido por objetivo su propia vida. Al hacerlo, escuchó unas risas provenientes de los árboles y miró hacia allí, viendo a un grupo de 5 individuos semi ocultos. Aquellos debían ser los asesinos que andaban buscando, pero, incluso, habían logrado acabar con casi todo su equipo utilizando aquellas malas artes.
    Fukukiri estaba loco de rabia, pero sabía que debía mantener la calma. No comprendía el motivo de aquella emboscada, a no ser que se tratara de una demostración de poder ante los que llevaban meses persiguiéndoles. Matar a un equipo completo de shinobis les daría una reputación temible y aumentaría el respeto hacia ellos. Viendo su superioridad numérica, los bandidos se lanzaron al ataque contra el único superviviente que quedaba, empuñando katanas afiladas. El gennin, viéndose acorralado y sin salida, se dispuso a afrontar aquella batalla en desventaja, empuñando su ninjaken y utilizando lo mejor que pudo cada uno de sus kunais y shurikens. Trató de aprovechar su habilidad para correr por los troncos de los árboles y sobre la superficie del agua en su beneficio, pero, con todo, apenas fue capaz de derribar a un par de sus atacantes, resultando finalmente extenuado por la lucha. Eran más fuertes de lo que había pensado y él solo era incapaz de hacerles frente.
    Una cuchillada se hundió en su brazo derecho, dejándole maltrecho y listo para rematar. Pero, mientras veía cómo la katana se acercaba inexorablemente hacia su pescuezo, con toda la intención de segar su vida, alguien se interpuso entre ellos, recibiendo el golpe en su lugar. Se trataba de su sensei que, malherido como estaba, había sido capaz de reunir las fuerzas para ayudar a su agonizante alumno. Cruzaron una mirada llena de sentimiento, antes de que, con sus últimas fuerzas, el sensei asestara un fuerte golpe en la sien al asesino, rompiéndole parte del cráneo. Luego, cayó arrodillado, debilitado por la pérdida de sangre, y los otros dos se apuraron a vengar la muerte de su compañero.
    Mientras lo acuchillaban repetidamente, ensañándose con él, Fukukiri acudió en ayuda de su ya muerto maestro, degollando a uno de los atacantes en primera instancia. Luego, se giró hacia el otro y, tan sólo usando su brazo izquierdo, atacó movido por la ira, totalmente fuera de sí, una y otra vez, hasta que, finalmente, acabó con su vida. Luego, desatando toda la furia que llevaba, remató a sus compañeros, dando así por finalizada la venganza en homenaje a sus tres amigos caídos. Desde entonces tuvo más claro que nunca que en aquel mundo había que morir o matar, que no tendría piedad nunca con ningún enemigo, como ellos no la habían tenido con sus compañeros, y que se haría realmente fuerte por él mismo, para que nunca más algo así pasara ante sus ojos.

  • Misiones cumplidas:
    - Rango D: 1
    Rango C: 1
    Rango B: 0
    Rango A: 0
    Rango S: 0


Última edición por Fukukiri el Vie Jul 15, 2011 8:03 pm, editado 4 veces

Fukukiri
Genin

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 28/06/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Akikaze Fukukiri

Mensaje por Mangetsu el Mar Jun 28, 2011 1:13 pm

Ficha válida. Empiezas de nivel 3.


Nivel 5
Ninja de la Aldea Oculta de la Nube


avatar
Mangetsu
Genin

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 18/06/2011

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.